El Control de Calidad

0

La Razón de Ser de un Proyecto

Uno de los principales fines de un proyecto, es lograr que al momento de su cierre, pueda verificarse que la calidad estuvo acorde con las especificaciones técnicas que hicieron parte de las instrucciones de licitación y dieron origen a la contratación. Nada se habrá logrado, si la calidad del producto no cumple con las expectativas en materia de calidad, aun cuando se haya conseguido terminar el proyecto dentro del tiempo y los costos programados.

La calidad es una especie de sistema de vida en el desarrollo de un proyecto. Hay que aplicarla en todas las actividades, y en los procesos que se adelanten. Es decir, no puede ser selectiva y emplearse solo a determinadas tareas. Hasta en las más sencillas acciones, como puede ser la elaboración de un correo dirigido a un funcionario cualquiera, debe contemplarse la calidad involucrada, como sería el caso de comprobar si su envío se hizo al destinatario correcto, si el texto es exacto y si el contenido es claro y concreto.

Innumerables problemas tienen origen en una deficiente comunicación ya sea escrita u oral. Así mismo, reclamaciones potencialmente justas, pierden su valor por tan solo contar con una información mal tramitada o, simplemente, por no dar la suficiente credibilidad en el contexto de la presentación. Todo, a causa de la carencia de un control de calidad apropiado y riguroso.

Desde otro ángulo, es conveniente diferenciar, entre lo que es un control de calidad aplicado a la manufactura de equipos y materiales con destino a un proyecto industrial; y el control de calidad a elementos inmateriales como son las actividades propias de un proyecto de ingeniería. Esto es, al alcance, la programación, los costos, los recursos, las comunicaciones y los riesgos. Igualmente al equipo de construcción, a los operadores y a las actividades civiles de campo. Nada puede quedar por fuera del control de calidad.

Pero hay algo que es oportuno resaltar. El control de calidad debe ser preventivo, ya que de no ser así, tendría poco valor. Hay que ir adelante de los potenciales daños que puedan presentarse. En otras palabras, el fin es evitar costosas reparaciones, la repetición de actividades y la presencia de riesgos que hubieran podido evitarse.

Así mismo, es recomendable que la compañía encargada de ejecutar un proyecto, cuente con un grupo de control de calidad, cuyos integrantes se ubiquen en actividades específicas con funciones previamente elegidas. Por ejemplo, el grupo de diseño debe contar con expertos encargados del control de calidad. Estos funcionarios revisarán los planos en el sentido de constatar sus dimensiones, el rótulo, la escala, las especificaciones que se aplican y los detalles que deben contener. También, es necesario revisar las interfaces, es decir, el tipo de información que figura en un plano, y requiere ser conocida por los especialistas que se encuentran adelantando otros diseños.

Ahora, es oportuno mencionar, que no se trata de crear más burocracia. Solo pocas personas deben hacer parte de la agrupación de control y, destacando siempre, que esta neurálgica actividad sea ejecutada por terceros, nunca por la misma persona a cargo del trabajo. Tampoco debe olvidarse, el empleo del concepto de constructabilidad que, como lo dijimos al tratar otros temas, consiste en la participación de expertos en construcción en los diseños y en las actividades conexas. Esto llevará a mejores resultados en todos sus aspectos para el bien del cliente, el contratista y demás  organizaciones participantes en el proyecto.

Por último es necesario diferenciar entre el aseguramiento y el control de la calidad. Para entender mejor estos dos conceptos, tomemos el ejemplo de la rotura de un cilindro de  concreto en busca de conocer su resistencia. El aseguramiento de la calidad tiene lugar al estudiar y seleccionar los pasos que deben seguirse, en cuanto a la composición de la mezcla de arena, grava, cemento y contenido de agua. Una vez que se ha cumplido con las cantidades exigidas para integrar estos compuestos y se ha conformado el cilindro respectivo, el siguiente paso es aplicar el control de calidad.

El control de calidad viene a ser para el caso específico del cilindro de concreto, la presión a la que este será sometido con el fin de conocer su resistencia. Esta prueba precisa de una prensa  mecánica que reúna las especiaciones requeridas, en forma tal que los resultados que genere sean confiables y permitan seguir adelante con una construcción dada o que, por el contrario, la mezcla deba ser de nuevo preparada hasta que el control de calidad resultante la apruebe.

Es de esperar que este corto artículo  sea bien recibido por los lectores y deje ver la importancia de un apropiado control de calidad en los proyectos de ingeniería. La calidad repetimos, debe  hacer parte del diario vivir. Nosotros, como seres humanos, también precisamos de un control de calidad en la alimentación, el ejercicio, el descanso y las relaciones humanas.

Compartir.

Sobre el Autor

H.F. FACCINI. Investigador y analista petrolero. Ganador del premio nacional de inginieria. Director y professor universitario. Director de proyectos. Autor de mas de diez libros sobre gerencia de proyectos.

Dejar una Respuesta