La Productividad y el Presupuesto

0

La Clave de una Propuesta Ganadora parte de la Productividad.

Repetidamente quienes se mueven en el campo de las licitaciones de obras de construcción se preguntan cómo elaborar un presupuesto que resulte competitivo y, si se quiere, ganador. Y la respuesta casi siempre es la misma: mejorar la productividad de los recursos esenciales. Pero, cómo hacerlo? La solución no es sencilla, ya que en ella intervienen muchas variables. Y, peor aún, cada variable a su vez, encierra una serie de consideraciones que la hacen más compleja de aplicar. Tomemos por ejemplo, el caso de una actividad relacionada con la adecuación de un área para la construcción de un complejo de edificios residenciales.

Pero antes, es bueno recordar, que el monto que demandan los trabajos implicados en un movimiento de tierras es por lo general muy elevado. Para el caso de una vía o una autopista, pueden representar el 50% del costo total del proyecto. Luego, un licitante acucioso, debe entender que al menos la mitad de las utilidades en ese tipo de contratos, se encuentran en esta actividad. Esto nos conduce a que, si mejoramos la productividad, las ganancias serán superiores y, desaparecerá el fantasma del incumplimiento contractual. Vemos entonces, que la inquietud respecto a este intrincado tema, es claramente justificada y amerita un estudio serio. Lo primero que tenemos que preguntarnos es: ¿Qué es la productividad? La respuesta es sencilla, la productividad es el rendimiento que se alcanza en la ejecución de una tarea específica en el término de una hora. Sin embargo, la definición no nos deja muy satisfechos, ya que lo que realmente nos importa, es que ese rendimiento sea elevado y, de ser posible, por encima de los normales. Solo de esta manera, podremos aspirar a tener presupuestos ganadores y a la vez, utilidades más altas cuando se adelante la construcción. Por lo tanto, necesitamos adentrarnos un poco más en el análisis de la productividad, hasta encontrar cuáles son sus componentes y cómo deben manejarse.

Podemos afirmar que la productividad viene a ser el resultado de la función de una serie de recursos que le dan su carácter y la identifican. Los más característicos son los recursos humanos, los materiales y el equipo de construcción. Por lo tanto, para alcanzar mayores rendimientos, primero debemos comenzar por reducir la cantidad de errores que potencialmente pueden originar estos factores. Toda actividad que se lleva a cabo en el mundo de la construcción caracterizada por su exposición a un alto número de riesgos, está expuesta a presentar errores. Luego, con el solo hecho de reducir y de ser posible, eliminar los errores, estaremos dando un primero y firme paso hacia nuestro propósito.

Otro aspecto que tiene una incidencia negativa en el rendimiento de una obra es la presencia de trabajos repetidos. Los costos que este problema genera, suelen ser muy altos, y en reiterados casos, es el detonante que puede hacer que un proyecto programado con el máximo de idoneidad, se retrase y enfrente al contratista a la figura de las penalidades.

Pero, las cosas pueden agravarse aún más, cuando lo que debe repetirse no es una simple actividad, sino todo un producto. Es claro, entonces, y un poco a manera de corolario, que si deseamos ser productivos y lograr buenos rendimientos, es preciso velar para que las tres fallas enumeradas, estén restringidas a una cantidad aceptable dentro de los márgenes de error. Ya hablaremos de esto en otro blog.

En resumen, la clave de la productividad está en lograr un alto volumen de tareas, con los mismos o menores recursos que se usan normalmente para ejecutarlas. Solo así podremos cumplir cabalmente con los costos que demanda un proyecto, y hacernos acreedores a las utilidades, fruto de un trabajo hecho con pericia y en donde la productividad se haya alcanzado en toda su expresión.

Compartir.

Sobre el Autor

H.F. FACCINI. Investigador y analista petrolero. Ganador del premio nacional de inginieria. Director y professor universitario. Director de proyectos. Autor de mas de diez libros sobre gerencia de proyectos.

Dejar una Respuesta